Beneficios del azufre

Beneficios del azufre - Productos AJF

1. ¿Qué protagonismo tiene el azufre como sustancia aplicable en la agricultura?

El azufre destaca por sus múltiples aplicaciones en la agricultura, tanto como producto fitosanitario para la protección de los cultivos, por sus propiedades fungicidas y acaricidas, como por las posibilidades que aporta como agronutriente, gracias a su potencial como fertilizante y bioestimulante natural.

Al ser aplicado en la planta de cultivo, el azufre favorece la formación de aminoácidos esenciales para su crecimiento, como la cisteína y la metionina, incrementa el nivel de clorofila de las hojas y forma parte de los metabolitos secundarios que condicionan el olor y sabor de diversas especies vegetales.

Además, el azufre también destaca por su capacidad para la aportación natural de sulfatos al suelo agrícola, lo que es de una gran importancia para reducir su alcalinidad (o pH), equilibrar su conductividad, incrementar la microbiota y desbloquear otros macroelementos como el fósforo, lo que contribuye a frenar el paulatino empobrecimiento de la superficie de cultivo debido, en muchos casos, a su sobreexplotación.

Por todo ello, se puede considerar al azufre, sin lugar a dudas, como una de las sustancias cuya composición natural es más completa y recomendables para su aplicación para la mejora integral de los cultivos agrícolas.

2. ¿Desde cuándo se utiliza el azufre en la agricultura para la protección y crecimiento de los cultivos?

La relación del azufre con la agricultura tiene una antigüedad de miles años, hasta el punto de que existen datos que confirman que se trata del primer producto fungicida utilizado en la Historia de la Humanidad.

Se calcula que la utilización del azufre con fines agrícolas se inició en la antigua Mesopotamia, si bien el primer escrito documentado que se refiere a este aspecto pertenece al autor griego clásico Homero y cuenta con algo más de 2.800 años de antigüedad.

En él, Homero destaca la utilización habitual del azufre como producto para el control de plagas y enfermedades en las explotaciones agrícolas de la época.

3. ¿Qué implica que el azufre sea considerado un producto natural o no sintético?

El hecho de que el azufre sea considerado como un producto natural o no sintético implica que su capacidad para aportar nutrientes esenciales a las plantas viene determinada por su propia composición, lo que lo convierte en un producto fitosanitario, fertilizante y bioestimulante inorgánico.

Por tanto, su aplicabilidad sobre los cultivos no requiere de ningún proceso o transformación química previa, sino a sus propias propiedades naturales, al igual que ocurre con otros macronutrientes de uso agrícola como el fósforo, el nitrógeno o el potasio.

4. ¿Por qué, a diferencia de otras sustancias o compuestos, la agricultura ecológica contempla la posibilidad de aplicar azufre en sus cultivos?

La agricultura ecológica limita la utilización de recursos externos en sus cultivos a aquellas sustancias naturales o derivadas de sustancias naturales que, además, presentan una baja solubilidad.

El azufre, por su propia composición natural, cumple estos dos requerimientos clave, lo que explica la posibilidad de ser incorporado en el cuidado y fertilización de explotaciones agrícolas que se rigen por los principios de producción de la agricultura ecológica.

5. ¿Por qué existen críticas que relacionan el azufre con el petróleo o con la emisión de gases de efecto invernadero?

Esta confusión tiene su origen en que el azufre es una sustancia que se suele encontrar en el medio natural adherido o unido a otros minerales, como el carbón o el petróleo.

Así, es habitual que en el proceso de refinado del petróleo se encuentren vetas de azufre, que es preciso separar de este para el tratamiento de ambas sustancias de forma individualizada, pero que, en modo alguno, guardan relación más allá de este aspecto.

6. ¿Cuáles son las posibles aplicaciones del azufre en la agricultura actual?

El azufre es uno de las sustancias naturales que presenta unas características más completas para su utilización en el cuidado y mantenimiento de cultivos agrícolas, ya que posibilita un tratamiento prácticamente integral de la planta y el suelo, gracias a sus propiedades como:

  • Fungicida y acaricida; la capacidad del azufre para favorecer la generación autónoma de aminoácidos esenciales como la cisteína, la cistina o la metionina, contribuye a incrementar los mecanismos de defensa naturales de las plantas frente a enfermedades y plagas externas, ya que estos aminoácidos, y especialmente la cisteína, son esenciales en la síntesis de compuestos básicos para el sistema inmunológico de la planta, como glucosinolatos o fitoalexinas.
  • Fertilizante; el efecto de liberación lenta de iones sulfatos generado por la aplicación del azufre elemental es esencial para favorecer el proceso de nutrición de la planta sobre la que se aplica, ya que estos son los encargados de captar los micronutrientes del entorno y, además, contribuyen a mejorar su asimilación.
  • Bioestimulante; el azufre, además, ejerce una notable mejora en la capacidad de crecimiento de las plantas sobre las que se aplica, debido principalmente a sus propiedades para reducir la salinidad y la concentración de nitratos presentes en el suelo, así como también para la disminución de posibles excesos de fosfatos, que pueden afectar negativamente a su desarrollo.

El azufre como fungicida y acaricida (azufre en polvo)

7. El azufre en polvo se considera un buen fungicida a nivel agrícola. ¿Qué significa esto?

Cuando se hace referencia a la capacidad fungicida del azufre elemental, en su presentación en polvo, se está haciendo mención a su capacidad para impedir el crecimiento de hongos perjudiciales para el crecimiento de las plantas.

El azufre, en este sentido, contribuye a incrementar los mecanismos de defensa naturales de las plantas frente a la acción de hongos, gracias a la estimulación natural que genera en ellas para la generación autónoma de aminoácidos esenciales como la cisteína, la cistina o la metionina.

Esta es una de las razones que explica la estrecha relación del azufre en polvo con la producción vitivinícola, ya que es, sin duda, uno de los productos que mejores resultados ofrece para el tratamiento con éxito del oídio.

8. A nivel agrícola, ¿cuáles son las propiedades del azufre en polvo como acaricida?

El azufre elemental, o en polvo, no solo incrementa la capacidad de actuación de la planta frente a posibles infecciones provocadas por hongos, sino que esta mejora natural de sus mecanismos de defensa también incrementa su protección ante la presencia de ácaros.

En este sentido, el azufre ofrece una contrastada utilidad para hacer frente tanto a la acción de ácaros y eriófidos como a otros arácnidos de mayor tamaño, como la araña roja.

9. ¿Por qué el azufre en polvo debe ser muy tenido en cuenta como producto fitosanitario?

El azufre en polvo es una sustancia que favorece la optimización natural de los mecanismos de defensa de la propia planta, generando así una mejora gradual y duradera de su sistema inmunológico frente a posibles agentes externos nocivos, como hongos y ácaros.

Asimismo, el azufre en polvo también destaca por su capacidad para la aportación natural de sulfatos, lo que supone la posibilidad de ejercer un triple efecto (fitosanitario, fertilizante y bioestimulante) mediante la aplicación de un único tratamiento.

Pero, además, se pueden mencionar otros aspectos adicionales que sirven para hacer una idea más aproximada del potencial del azufre en polvo como producto fitosanitario:

  • Se trata de una sustancia natural, a la que únicamente se le aplica tratamiento para modificar su formato y adaptarlo a las necesidades del consumidor, por lo que posibilita su aplicación tanto en explotaciones agrícolas convencionales como en aquellas que cuentan con el certificado de agricultura ecológica.
  • Es un producto fitosanitario que se emplea en la agricultura desde hace siglos, hasta el punto de ser considerado como el primer fungicida empleado por el ser humano. Este aspecto pone de manifiesto su contrastada utilidad para la protección de los cultivos y su altísima adaptabilidad a partir de una gran multiplicidad de formatos.
  • En este sentido, se trata de un producto fitosanitario que ha demostrado su enorme efectividad en el control y tratamiento de plagas relacionadas con la acción dañina de hongos y ácaros, como en el caso del oídio.
  • De hecho, la eficacia y seguridad del azufre en polvo están amparadas por multitud de estudios y registros a nivel europeo.
  • La posibilidad de la obtención de azufre de los propios yacimientos existentes en el entorno natural, sin necesidad de proceder a su tratamiento más que para su adaptación a diferentes formatos, explica también su precio de comercialización netamente inferior a otros compuestos fitosanitarios.
  • Además, el azufre destaca por su más que considerable facilidad de aplicación sobre los cultivos, ya que el tamaño de su granulado está pensado expresamente para favorecer su adherencia.
  • Para finalizar, como producto fitosanitario, ejerce un importante papel para mejorar la productividad de los cultivos y reducir así el desperdicio alimentario que se produce durante la producción agrícola a causa de la pérdida parcial o total de cosechas, lo que incrementa su carácter sostenible como elemento para reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
10. El azufre en polvo, como producto fitosanitario, tiene un precio más económico que otros compuestos disponibles en el mercado. ¿Este aspecto tiene alguna relación con su calidad y funcionalidad?

En absoluto. El hecho de que el azufre elemental o en polvo presente un precio inferior a otros compuestos fitosanitarios existentes en el mercado se debe, exclusivamente, a que se trata de una sustancia de origen natural, que además requiere de un mínimo tratamiento relacionado con la mejora de su presentación y capacidad de manipulación por el usuario final.

Hay que tener en cuenta que otros compuestos fitosanitarios requieren de varios años de investigación y desarrollo, así como de un arduo proceso de tramitación para hacer posible su comercialización y utilización con los máximos niveles de seguridad tanto para los usuarios como para las plantas, lo que explica su mayor precio relativo respecto al azufre, ofreciendo unos resultados similares en términos de eficacia.

11. Diversos sectores de la sociedad tachan a los productos fitosanitarios, entre los que incluyen el azufre en polvo, de sustancias toxicas. ¿Hasta qué punto es cierta esta afirmación?

El azufre se caracteriza por presentar una toxicidad prácticamente nula, tanto para las personas como para las plantas sobre las que se aplica.

De hecho, este es uno de los elementos que justifica su capacidad de utilización tanto para el tratamiento de cultivos relacionados con la agricultura ecológica como en aquellos que se utilizan para la alimentación animal en explotaciones ganaderas, en los que existen unos exhaustivos controles para reducir los niveles de toxicidad y su posible influencia sobre el medio natural y los consumidores finales de dichos productos.

12. ¿El azufre en polvo se puede aplicar en producciones agrícolas con certificado ecológico?

Por supuesto que sí. El azufre elemental o en polvo es una de las sustancias cuya capacidad de utilización se encuentra recogida expresamente en el Reglamento 889/2008 del Consejo de la Unión Europea, sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, con respecto a la producción ecológica, su etiquetado y su control.

Por tanto, su utilización no solo es posible, sino que más bien es altamente recomendable para el tratamiento fitosanitario de aquellas producciones agrícolas que cuentan con una certificación ecológica oficial.

13. En ocasiones se suele decir que el azufre en polvo presenta riesgos de seguridad, en su almacenamiento y manipulación. ¿Es eso cierto?

Hay que tener presente que el azufre, por su propia composición natural, presenta propiedades inflamables ante diversas condiciones adversas que, por el contrario, se encuentra totalmente testadas y documentadas.

Por este motivo, al igual que ocurre con cualquier otro producto, se recomienda consultar detalladamente sus instrucciones de uso y manipulación, y seguir las especificaciones ofrecidas por el fabricante en cuanto a su almacenamiento y transporte, con el fin de garantizar que la realización de todas estas actuaciones se lleva a cabo conforme a los máximos niveles de seguridad.

Fuentes consultadas

AECOC (2019). Informe ‘España, un país de frescos’.

AEPLA (2019). Informe ‘El futuro del Sector Agrícola Español’.

Alimentos de España (2019). ‘Informe del Consumo Alimentario en España 2018’.

Instituto Nacional de Estadística (2019). Anuario Estadístico de España 2018.

Mercasa (2019). ‘Informe anual sobre alimentación en España 2019. Producción, industria, distribución y consumo’.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación – Gobierno de España (2019). ‘Agricultura Ecológica. Estadísticas 2018’.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación – Gobierno de España (2019). ‘Encuesta sobre superficies y rendimientos de cultivos 2019 (ESYRCE)’.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sitio web oficial.
https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/default.aspx

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO. Sitio web oficial (en español)
http://www.fao.org/home/es/

Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos – UPA. Sitio web del Proyecto ‘Sostenibles por Naturaleza’
http://sosteniblespornaturaleza.es/es/

WordPress Image Lightbox
IDIOMAS: esenpt